Jean Leon, un vino sin fronteras

Jean Leon

11/08/2016

España, EEUU, Países Bajos, Japón, Suecia y Alemania, son los seis países en los que se consume más Jean Leon en el mundo. Dejando de lado España, analizaremos cuáles son las características que hacen que, tres países europeos y dos potencias mundiales, se decidan a probar y consumir nuestros vinos. Vamos allá.

 

Para ponernos en contexto, es importante destacar algunos datos que se desprenden del informe de la coyuntura vitivinícola mundial presentado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

 

Italia, con 48,9 Mill. hL, ocupa el puesto de primer productor mundial, seguida de Francia (47,4 Mill. hL) y en tercer lugar se encuentra España, que vuelve a un nivel medio de producción (36,6 Mill. hL). Una tercera posición como productor de vino que se mantiene estable, pero que desciende a la octava posición si hablamos de consumo anual de vino.

 

Actualmente se consumen en España unos 800 millones de litros, una cantidad que tan sólo representa el 3,3% del consumo mundial total. Frente a EEUU cuyo consumo representa un 13,51% del total, España consume cuatro veces menos.

 

 

EEUU, líder mundial en consumo de vino

 

EEUU es uno de los principales destinos de exportación de vino. En 2014, el consumo total de vino en EEUU fue de 321 millones de cajas de 9 litros. Se trata de un mercado relativamente joven y la cultura del vino para el norteamericano medio aún es nueva.

 

Aún así, la introducción de los vinos españoles en las cartas de vinos de los restaurantes estadounidenses crece progresivamente. No hay que olvidar que nuestro vino vivió uno de los momentos más importante de la historia de USA al ser el vino escogido por Ronald Reagan en la cena de gala de su investidura como presidente.

 

Los Países Bajos ocupan el segundo lugar (sin contar España) en consumo de Jean Leon en el mundo. Una posición que se explica porque no es un país productor de vino pero sí que es un gran consumidor. En 2014 ocupó la 18a posición del ranking con más de 306.000 litros de vino consumidos al año.

 

Tras los pasos de los Países Bajos, encontramos Japón. Uno de los principales puntos de consumo de vino es en los “Izakaya”, típicos bares o restaurantes japoneses, así como en los bares de vinos, especialmente entre hombres mayores y de mediana edad. Además, los japoneses se interesan por las cualidades del vino, en el factor humano y en la historia que hay detrás de su elaboración. Historias únicas, hechos y factores relevantes y útiles para el comprador.

 

Tras los japoneses, encontramos a los suecos. El mercado de vino en Suecia es un mercado maduro y quizás se podría considerar que las ventas de vino están llegando a su máximo. El vino que más se vende continúa siendo el vino tinto, seguido del blanco.

 

No obstante, las tendencias de consumo tanto de vinos rosados como de espumosos son bastante positivas. Se trata de vinos que poco a poco se están incorporando a las comidas ordinarias, mientras que con anterioridad sólo se consumían en fechas y celebraciones señaladas. El vino ecológico es una de las tendencias más fuertes y una de las principales apuestas del sector.

 

Cierra la lista, Alemania. Además de ser un país productor, exportador e importador, también es un gran consumidor de vino. En términos totales ocupa el cuarto puesto en el ranking de los principales consumidores del mundo con 20 millones de Hl en 2012.

 

Comparando este consumo per cápita de vino con otras bebidas se observa que ha ido creciendo lentamente en los últimos 15 años de forma estable, al contrario que otro tipo de bebidas alcohólicas como los espirituosos o la cerveza en gran retroceso en este mismo periodo. Alemania es el tercer país importador del mundo, por lo que todos los grandes viticultores del mundo tienen interés en estar presentes en él.

 

Fuentes:
www.icex.es
https://www.oiv.int/

 

Categorías: Jean Leon