El auge de los rosados

Vino

07/08/2016

Con el buen tiempo el rosado está escalando posiciones. Un vino que ha pasado de ser el patito feo a ser una auténtica tendencia para este verano. Pero no se trata de una moda pasajera. La International Wine & Spirit Research estima que el consumo de “rosés” entre 2012 y 2017 crecerá un 7,7%. Una cifra superior al crecimiento de los blancos y los tintos, que se situará en un 4,5%.

El “rosé” ha llegado para quedarse. Su frescura y elegancia lo convierten en un vino que enamora. Los primeros en ponerlo de moda y generar cierta fama fueron los franceses. Los rosados pálidos elaborados en la Provenza marcaron tendencia y el camino a seguir para muchas bodegas, aunque cada región tiene su particular modo de entender el rosado. Desde la intensidad de los rosados del nuevo mundo a la sofisticación y delicadeza de los vinos del arco mediterráneo.

Actualmente, existe una amplia oferta de rosados. Algunos más pálidos, otros más intensos, pero el concepto sigue siendo el mismo. Un vino fresco, ligero, ideal para el verano pero que gracias a su versatilidad nos acompaña todo el año.

Nuestra apuesta por los rosados no es nueva. El 3055 Rosé es una muestra de ello. Es uno más de la familia de la licencia de taxi de nuestro fundador. Nos encanta su color, su frescura y su sabor, donde predominan las notas de cereza y frambuesa, todo al amparo de una excelente acidez.

Pero no somos los únicos a los que nos gusta este rosado. La revista Vanity Fair lo coloca en una lista de 6 rosados imprescindibles y la Revista Joyce le dedicaba hace un par de meses, unas páginas especiales.  También, el suplemento el Viajero, de El País, lo citaba como uno de los mejores rosados de menos de 10€. Además, fue el vino que escogimos para dar la bienvenida a la primavera y al buen tiempo. En este artículo lo podéis comprobar.

Arroces, pescadito junto al mar, tapas, ensaladas, pastas.. Compañeros de primera para un rosé mimoso que encuentra aliados y amigos en cualquier plato.

Ha llegado el momento de abrir la mente (y el paladar) y dejaros seducir por la magia del rosado.

Categorías: Vino